Matamoros

Te comparto mi experiencia viajera en un estado del norte
del pais, su gastronomía y lugares populares.



Divisando la frontera en Matamoros

Cuando decidí por ir al norte no estaba completamente seguro de lo que me esperaba y a pesar de que tuve que cortar mi vacación en la frontera por problemas de enfermedad, el tiempo que pasé ahí fue increíble.

Salí de la Central del Norte como a eso de la 1 de la tarde, llevaba un rato diciendo que quería ir a Matamoros, (entonces los boletos me salieron súper baratos porque los compré mucho antes para apartar el precio especial que tiene ADO), más que nada porque sabía que entre mis planes estaba pasar a Brownsville, Texas de compras y quería llevar todo el dinero posible.

El trayecto es largo y puede hacerse muy pesado si viajas en mala compañía, afortunadamente tengo practica en esto y tengo mis trucos para hacer el viaje más ameno.

Llegando a Matamoros lo primero que hice fue darme un baño e ir a comer algo sabroso; todos me recomendaron probar los “Tacos del Puente” y la verdad es que no me arrepiento, son de los mejores tacos que he comido en mi vida.

Matamoros es una ciudad muy interesante, al ser uno de los puntos de entrada y salida con Estados Unidos, se puede ver un ligero contraste y una influencia que combina ambas culturas en un tipo de híbrido.

Heroica Matamoros es una ciudad con una gran historia, ya que en un punto estuvo en riesgo de convertirse en parte de Texas, pero luchó para permanecer como parte de México. Uno de los atractivos más interesantes, es uno de los fuertes que se usaron para su defensa, el Museo Fuerte Casamata, escenario importante de la historia fronteriza que no puedes dejar de visitar; al igual que el Museo de Arte Contemporáneo de Tamaulipas.

La parte más interesante y al mismo tiempo pesada de mi viaje fue el cruce fronterizo con Brownsville; a pesar de estar literalmente pegados y parecer una misma ciudad, el cruce a la ciudad estadounidense se pone peor que periférico a las 6 de la tarde en quincena y con manifestación. De verdad, si quieres pasar un día a los Estados Unidos, te conviene hacerte a la idea de que vas a estar solo algunas horas del otro lado y más si no llegas temprano al cruce.

No pude visitar todo lo que me hubiese encantado en mi viaje a Matamoros, pero si tengo muy buenos recuerdos de las pláticas que tuve con las personas que cruzan la frontera y que están expuestas a la cultura vecina; saber que quienes viven en este lado del país, defienden su identidad como mexicanos y que es tan importante como para cualquier ciudadano en otra parte del país.

México Cultural Tours
México Cultural Tours
México Cultural Tours